gallery/biblioteca

Rex Bellator

 

Desde la pérdida de los Santos Lugares, la preeminencia del Temple se ve afectada gravemente. Sin embargo su poder económico es inmenso, lo que hace albergar a Felipe IV, rey de Francia, sentimientos contra la orden templaria, el cual está fuertemente endeudado con el Temple y ansía hacerse con sus riquezas. Para ello, comienza a presionar sobre la Iglesia con el fin de que ponga fin a su existencia. La Iglesia es reticente, pero entiende que hay que realizar alguna acción para adaptarse a la nueva situación, por lo que maniobra para unir a los dos Ordenes Militares más importantes: las Ordenes del Temple y del Hospital, siguiendo las recomendaciones que Ramón Llull, el agustino mallorquín viene predicando bajo el nombre de “Rex Bellator”. Sin embargo, la Iglesia solo encuentra el apoyo de Jaime II el Rey de la Corona de Aragón. El rey  francés se opone frontalmente a tal unión, pues su deseo es hacerse con los tesoros del Temple y cancelar de esta forma su deuda, aparte de sanear sus finanzas.  


Cuando Felipe IV, el 13 de octubre de 1307, ordena detener al Maestre del Temple y a varios monjes que se encuentran en Paris, haciéndolo extensivo a toda Francia, Clemente V, en un principio se niega a aceptar las acusaciones del francés, por lo que ordena acelerar las gestiones de unión de las dos Ordenes. Jacques de Molay, quien en un principio rechazó la unión, ve ahora desde el presidio, que es la única forma de salvar al Temple. Ordenará a Jean Marc Larmenius, el arcarius de Paris, que trate de entrevistarse con el monje mallorquín y que ponga a salvo la documentación y los tesoros del Temple y los ponga en lugar seguro para con ellos, procurar que surja una nueva orden, a poder ser en unión de los Hospitalarios.

 

gallery/rex bellator 2018

Rex Bellator

Nombre/Alias  
Email/Alias  
Comentario  

También puedes enviar tu comentario desde el Blog y ver otros comentarios.

Puede adquirirse en Librerias, Amazon o directamente en Gráficas Editores de Barbastro.