La lectura, la asignatura pendiente de los españoles

LibrosHace unos días leí en la prensa que un tercio de los españoles no lee «nunca o casi nunca», otro tercio leía alguna vez y el último, leía con cierta asiduidad.

Dentro de estos últimos, un diez por ciento lo hacía utilizando los lectores electrónicos o eReaders. Está claro que las preferencias de los que leemos, entre los que me incluyo, ha sido, es y será el libro físico. Porque ya no se trata solo de leer y abrirte a los mil y un mundos que te propone el autor del libro, sino que su contacto físico que se tiene con él, al sostenerlo con las manos es insustituible y esa sensación jamás te la dará un lector de libros electrónico. Es una sensación cálida, armoniosa contra la frialdad del lector.

Y no olvidemos el sentido de la «propiedad». Con el libro en las manos nos sentimos propietarios de un tesoro que mimamos y guardamos. Yo, que utilizo también los eReader, no he tenido nunca esa sensación de «propiedad» sobre los libros que contiene la memoria del artilugio electrónico. Los veo como algo etéreo, intangible y mi sentido de la propiedad me exige poder tocarlo y manipularlo con mis manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.