La Conjura de Dios

He terminado, tras dos largos años de documentación y dedicación una nueva novela histórica, centrada en el rey Pedro II de Aragón apodado El Católico, y su triste muerte en la Batalla de Muret el 12 de septiembre de 1213.

Un rey, adalid de la Iglesia de Roma, que se vio en la necesidad de enfrentarse a la Cruzada que había organizado el Papa de Roma, Inocencio III, para enfrentarse al problema cátaro, dado que sirvió de excusa para tratar de limitar la presencia de la Corona de Aragón en el Languedoc y obligó a El Católico, a defender a sus vasallos occitanos. Muchos intereses no declarados, invocados en nombre de Dios, algunos en las propias filas del rey, se aglutinaron en contra del Soberano de la Corona de Aragón.

La historia de este suceso que acabó con los planes expansionistas del rey Pedro al norte de los Pirineos, cuyo fracaso le costó su propia vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.